El día a día en Capilla del monte, “Juanjo, asados, y pasta casera: La buena vida”

Buenas a todos!!! ¿como va la cosa?

Bueno bueno bueno, espero que vaya todo bien, seguro que si. Aquí continuo con otro capítulo de la serie “El día a día en Capilla del monte” Resulta que hace un par de semanas, estábamos Iker y yo ayudando a Juanjo, me explico; Juanjo, hijo de Mario, son los que llevan el Hotel Appeninos de Capilla, y tenemos mucha amistad con toda la familia (creo que alguna vez ya os lo hemos comentado). El caso es que hará ya dos o tres semanas, Juanjo nos pidió que le ayudáramos con una obra: esta arreglando la parte de alrededor de la piscina y nosotros le ayudamos a echar el hormigón, es decir hacerlo y echarlo, la verdad es que entre los tres acabamos bastante rápido, nosotros hacíamos la mezcla y el la iba echándo, cuando pillamos el ritmo, la cosa cundió y se nos hizo bastante ligera. Esto sería no se… igual hace ahora tres semanas, y a la semana siguiente o así nos volvió a llamar, para lo mismo, pero otra parte de la casa. Era hormigón para hacer una cimentación de un muro que esta levantando. Y lo mismo, una vez que cogimos el ritmo, Iker y yo preparando “maquinadas” que dicen aquí y el echando el hormigón, la cosa avanzó rápido. Pero esta vez, nuestro querido Juanjo nos quiso invitar a un asado… Si señor, pensábamos Iker y yo, porque, puntualizo, asado, lo que aquí se conoce como asado, solo hemos comido una vez, uno de los primeros días en Tucumán, con Joaquín y sus amigos, que estaba bueno, pero al ser tantos y venir gente a última hora, como que pudo ser mejor… Bien, esta vez era en familia, Juanjo, Sole (pareja de Juanjo, una chica que es todo alegría) Iker y yo. Mientras hacíamos una de las últimas maquinadas, Juanjo empezó con el fuego, para que fuera haciendo brasa. Os explico, aquí los asadores están divididos por dentro: unas tres cuartas partes del ancho son para la parrilla, y, divido por un murito de ladrillos queda el otro cuarto, en el que se hace el fuego. Las brasas de este fuego, se van llevando con una pala a la parrilla, y tienes por un lado el fuego, que no para de hacer brasa, y por el otro la parrilla, en la que vas renovando las brasas, es un sistema que funciona muy bien. Al terminar con la cimentación, Juanjo se fue a comprar, (el fuego ya llevaba un rato así que ya estaba bien avanzado) Sole llegó en bici y nos contó aventuras. Llego Juanjo y a una hora decente, serían sobre las 2 o así, no muy tarde,  las brasas ya estaban preparadas, y empezamos con la carne. Tira de asado, le llaman aquí, son las costillas, pero cortadas diferente a España, no se explicaroslo pero bueno, ese es el concepto. También hicimos chorizos y morcillas (diferentes a lo que estamos acostumbrados, pero muy buenos) (Nada que ver con la morcilla de Burgos jejeje 😛 ) Estos no tenían complicación, ir girando y ya esta. La carne también es fácil de hacer, lo mismo, ir girando, el detalle que nos comentaba es que la salan con sal gruesa, y la carne va absorbiendo la sal que necesita, luego cuando esta hecha, la agitas y la sal sobrante cae… Una cosa curiosa, y la verdad es que quedo en el punto de sal, ni mas ni menos. Para acompañar el asado, sea de lo que sea, se hacen ensaladas, siempre, comas más o menos carne, pero siempre hay ensalada. Esta vez la hice yo, nada del otro mundo, lechuga y tomate creo que llevaba, lo que la hizo argentina fue que la aliñamos con vinagre de alcohol, un vinagre que no había probado, no tiene sabor raro ni nada, pero el sabor que le da es como… No se, el sabor de ensalada argentina, jeje. La verdad es que el que hayan ensaladas se agradece mucho, porque la comida se hace mucho más digestiva.
Bueno, y al rato empezamos a comer… Dios! Allí estábamos los hermanos en ruta F L I P A N D O, jejeje, no, pero de verdad, la carne estaba deliciosa, blandita blandita, bien de sabor… No se explicarlo, pero se salía de todas partes, acompañando con la ensalada, se hacía fácil comerla, y no costaba repetir… En cuanto a la bebida, aquí se acompaña con Coca-cola “Coca” que dicen ellos, de primeras Iker y yo íbamos a por una botella de agua, pero no! Estamos en Argentina con un auténtico asado… Hagámoslo bien, el asado con “Coca” para beber jejeje. “La buena vida” Nos decía Juanjo que llamaba él a esto, y es cierto, es la buena vida… Esto era sábado, y en la sobremesa, salió el tema de la pasta, Mario nos contó que Juanjo sabía hacerla, porque había trabajado nosedonde… El caso es que le preguntamos “Claro claro, es muy fácil…” En un momento nos contó la receta, que, si, como decía Juanjo, no era tan difícil. “Podemos hacerla mañana si quieren” Iker y yo, dudamos algo menos de un segundo… “Si, vale, que vengan también Miguel y Lola” y ya estaba liada!

El domingo a la 1 del mediodía o así ya estábamos los hermanos en ruta en casa de Juanjo otra vez, jejeje. La receta es fácil, 100 gramos de harina y un huevo por persona, agua se añade si es necesario, y si queremos pasta de colores sustituimos uno de los huevos por zumo; de remolacha para pasta rosadita, de espinacas para pasta verde, etc… Puede hacer falta otro huevo, o más agua, se va viendo y se añaden. Nosotros le pusimos zumo de remolacha, y quedaron como rosas, parecían piezas de carne… La cuestión es amasar, y allí estaba Juanjo enseñándonoslo, se mezcla todo y se amasa, se amasa y se amasa, hasta que queda bien, con cuerpo, se amasa y se amasa, hasta que no se pega, el color es homogéneo y la textura también, algo así, jejeje. Luego viene lo bueno, se corta en piezas pequeñas, como 5 ó 6 piezas de la pieza más grande, para que quepa en la máquina de hacer pasta, y se van haciendo pasadas en la máquina, de todos los trozos, uno, otro, otro y otro y otro, y se van aplanando. Luego, se pone la máquina de pasta un punto más estrecha, otra vez, pasamos todas las piezas, estrechamos una vez más, volvemos a pasar toooodas las piezas de pasta, que para este punto están empezando a estirarse como por arte magia, tomando el aspecto de lenguas gigantes, igual de 40 centimetros de largo, la máquina tiene 7 niveles de grosor, al final quedan piezas como de un metro y pico largo, es para verlo… Cuando esta esto hecho, se dejan secar un rato en una mesa, pueden ser unas horas, un día… Nosotros lo dejamos como media hora y fue suficiente, y se cortan pequeñas, como de 20-30 cm, lo que sería un espaguetti normal. Y empieza el show, la máquina se pone en posición de corte, con la anchura de corte que queramos, y se van pasando las piezas…

Aquí las “lenguas” secando, ya veis los cortes como de 20-30cm

Aquí empezando a hacer spaguettis de verdad, currando un poco.

“Plano detalle”

“Plano detalle 2”

“La máquina en acción”

“Foto artística de nuestro fotógrafo favorito” 😛

Jejeje, ¿veis el concepto? ¿Mola eh? Nunca lo habíamos hecho, y aquí en Argentina les gusta mucho la pasta, y saben de que va el tema. Después solo queda hervirla, que en 5 minutos como mucho ya esta, esto es fresco a tope…

“Juanjo dando el toque final”

“Hirviendo…”

Y a comeeeeeeer one more time!!! La acompañamos con pollo en salsa de soja, esto lo hizo ama, quedó buenísimo, la pasta suuuuper suave, entraba sola, era cremita güena jejeje. Para el postre Juanjo nos sorprendió con una tarta-flan… Un puntazo, que tomamos nota de como se prepara, jeje, pero es secreto, que es muy fácil y queda muy bien 😛 Bueno, esto fue un fin de semana, entre semana Iker y yo estamos escalando, (en rocódromo de momento) y le vamos pillando el truco, ya subiremos fotos.
Aita ya ha terminado la mesa y el armario… Hemos conocido a una vecina super legal, profesora de matemáticas (hoy la visito yo, a ver que podemos aprender). Y eso, cogiendo el ritmo a este gran sitio, “Capilla pone el ritmo, Capilla te mide” eso nos decía una señora de Capilla, gran verdad, nosotros damos fe, no es un sitio cualquiera. De momento eso es todo familia y amigos, esperamos noticias vuestras!!!!

Anuncios

3 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Upatseb
    Sep 25, 2010 @ 18:19:54

    Hoy Mari ha soñado con todos vosotros y tenemos otro “suculento” post de hermanos en ruta, sincronicidades de la vida.

    Besos y abrazos de colores

    Responder

  2. Lorena
    Sep 25, 2010 @ 19:35:31

    Ey!
    Asi que cuidandos bien eh? La verdad q es leer esto y abrirse el estomago.
    Me alegro de que esteis ya por alli haciendo vuestras cosillas.
    Un fuerte abrazo para los cuatro.
    Por cierto, quiero detalles de las morcillas jeje.
    Muak

    Responder

  3. xavi
    Sep 25, 2010 @ 20:23:23

    En 4 meses (por decir algo) quiero que pongais una foto del primer dia y otra del ultimo. Os estareis poniendo como jabatos!!! A Iker-án le hacia falta..espero que por detras no siga teniendo esa aparencia de tia buena jaajajja CORTATE EL PELO!!!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: