Últimas aventuras, tercera parte…

Familia!! Amigos!!! Ya estamos aquí con la última entrega de las crónicas de “Gira 2012 que nos quiten lo bailao” Bueno en el anterior post nos quedamos en el aeropuerto… Con la intriga de saber que iba a pasar, perderíamos la conexión? Recuperaríamos el tiempo de retraso en vuelo? En fin, allí nadie se mojaba y nosotros con las maletas facturadas diciendo, que hacemos quillo? Llamamos a aita y ama o que? “Pero es que no sabemos que va a pasar” Menudo jaleo… Bueno al final el vuelo salió con una hora de retraso, pero nos dijeron que no estaba todo perdido y que seguramente llegaríamos a tiempo para hacer la conexión, así que pillamos el vino, las mochilas y los cachibaches y nos subimos a la maquina en cuestión.

Y bueno ya se sabe que una vez te subes al avión empiezas a pensar en el momento de llegar, pero aún así las primeras horas de vuelo dieron pie a esas reflexiones ruteras, y a darle el último vistazo al país desde arriba, muy fuerte. Así se nos fue pasando el rato hasta que llegó el momento de la cena, una pastica con tomate que estaba bastante buena, un poco de ensalada y pan frío. Por aquí dejo la foto.

Y lo de siempre, escuchar algo de música ver algún documental… Alguna turbulencia, algún niño que llora y poco más. 10 horas después y tras maldormir a ratos, pasan el aviso por megafonia de que estamos a punto de aterrizar en Bogotá… Con una hora de retraso, madre mía que jaleo, las 12 de la noche, un jet lag que flipas, y nos obligan a recoger el equipaje y volver a facturarlo, y a todo esto sin poder llamar a casa… Bueno una liada, que allí todo el mundo pasaba de nosotros y nadie nos aclaraba nada, y nosotros con la inauguración del local a la vuelta de la esquina. Después de poner las reclamaciones pertinentes y conseguir llamar a casa, nos llevaron a un hotel.

Bueno, que decir, el hotel estaba guapo, pero nada del otro mundo, mucho 5 estrellas mucho lo que quieras pero… sin más. Intentamos volver a llamar desde allí con los bonos que nos habían dado pero no había manera “que estaban las lineas congestionadas” Me dice la quilla! Y yo con Endi al lado ya a punto de liarla, en fin tras mosquearnos sin mucho sentido decidimos ir a cenar a ver que tal. Pfff sin más, que no nos dan arroz con pollo? Mi mare!!! Pero bueno no pasa nada, cansados decidimos ir a la habitación a descansar un rato. La habitación si que estaba guapa, buenas vistas de Bogotá, y unas camas de lujo!

Allí caimos derrotados que ya nos hacia buena falta!! A la mañana siguiente con el tema del jet lag nos levantamos súper pronto y nos dio tiempo a desayunar, (esta vez el buffet si que estuvo al nivel)

Y luego volver a descansar un rato más ya que el avión no salía hasta las 4 y pico de la tarde… Estuvo bien para relajarnos un poco, pero vaya jaleo. Después de ir otra vez hasta el aeropuerto y dar un par de vueltas, embarcamos en el avión que en un par de horas nos dejaría de nuevo en Ecuador.

Vaya aventura, estabamos en el control de equipaje de mano, y al pasar las mochilas por el escáner, se empieza a ver el pastel… Las barillas, una tapa de una cazuela, el jungle speed, los ladrillos, el porrón… Nos abren la mochila y el de seguridad pilla justo la botella de Iturrigorri. Y nos dice que no la podemos subir al avión por que es un objeto contundente y puede ser peligroso… Bueno le calentamos un poco la cabeza diciendole que en Madrid no nos habían puesto problemas y que veníamos con una conexión perdida y que no teníamos que estar pasando ese control y al final todos tan amigos. Después de este pequeño incidente  subimos al avión y empezamos a pensar en la que se nos venia:

Bogotá Guayaquil, Guayaquil, Cuenca… Madre mía, otra vez avión, despegue, turbulencias, comida un poco roñosa… Pero bueno le dije al azafato, “Quillo!Ponte medio vaso de vino, y medio de Coca-cola, que si no esto no hay quien lo aguante!” jajajaja el colega flipando, pero la verdad que le quedó bastante rico el Kalimotxo aviador. Y así sin casi darnos cuenta llegamos a Guayaquil, aeropuerto vacío, y un calor que te mueres!!! Se nos había olvidado el calor tan sofocante que hace en Guayaquil, y nosotros con todas las maletas, el ordenador… Bueno a la salida estaba amatxu esperandonos y la verdad que fue un reencuentro muy guapo, pero una vez en tierras Ecuatorianas fue cómo que todo el viaje se habia comprimido y quedado ya incorporado en nuestros cuerpos y corazones, así que la aventura continuaba. Taxi hasta la estación de autobuses, pillar los billetes para Cuenca, subir al andén darle un par de chapas al mozo que nos ayudó con las maletas y venga! Que nos vamos pa Cuenca!!! Ya en el autobús tuvimos tiempo de charlar con Ama y hacerle un pequeño resumen del viaje. Pero no podíamos evitar acelerarnos y querer compartir todas las locuras que hemos vivido en este viaje. El trayecto se hizo largo las 4 horas pesaron bastante, maldormimos un rato, y cuando nos quisimos dar cuenta… La ciudad de Cuenca volvía a aparecer ante nuestros ojos. Al rato llegamos a la estación de buses, cargamos todo en un taxi, y para casa! Poco a poco íbamos reconociendo las calles de la ciudad, la noche nos había atrapado en medio del trayecto y las calles adoquinadas reflejaban las luces naranjas de las farolas. 🙂 Al poco aparecemos en nuestra calle y en un balcón asomado estaba Aita!!! Vaya sensación!! Subimos todo a casa y por fin los 4 tranquilos, y a puerta cerrada, conseguimos aterrizar en la ciudad. Y empezó el festival abrimos las maletas y empezó a salir de todo:

El ordenador (que ha llegado bien) las cazuelas, una sartén, los peladores, el turron, el vino, las postales, la bota, el cuadro del Athletic(gracias abuelilla) El plato de bilbao, una huchacerdo… De todo vamos!

Hasta los peluches de toda la vida, que los tengo aquí a mi lado! Tras un breve recorrido por la casa creo que fuimos a ver el local… Y bueno ya lo habéis visto… Nosotros nos quedamos flipaos, cenamos algo rápido y a descansar. A la mañana siguiente ya estabamos preparando toda la intendencia para poder abrir el dia 2. Finalmente decidimos retrasar un día la apertura para no pillarnos los dedos. Poco a poco fuimos poniendo las cosas en su sitio, llevamos a imprimir las fotos de Bilbo para ponerlas, fuimos buscandole su lugar a todas las cosas que habíamos traído y haciendonos al local. Poco a poco nos fuimos aclimatando a la ciudad al cambio horario, y sin darnos cuenta llegó el dia de apertura… Que buen rollo! El tema es que después de haber estado un año en Montañita estabamos súper relajados, con la sensación de seguridad que te da la experiencia. Y la apertura fue algo así cómo “Abrimos, no?” Venga va! Y ya estaba el local en marcha! Al rato llegó la primera clienta, una amiga que han hecho aita y ama que lleva viviendo en Cuenca creo que 6 años o por ahí y muy buen rollo, las croquetas big size están siendo un éxito!

Y aquí andamos poco a poco terminando la decoración del local, ayer trajeron las dos mesas que nos faltaban, el martes nos dan los flyers, ya tenemos cartel en la fachada… Vamos viento en popa!!!

De momento eso va siendo todo, me toca dejaros que estan todos en la tasca y empezaran a echarme de menos, ha sido un placer compartir con vosotros esta serie de “Últimas aventuras” Espero que hayáis disfrutado igual que nosotros al recordarlas, os mandamos un fuerte abrazo a todos, gracias por estar ahí, por acogernos, alimentarnos, liarnos, ha sido un gran viaje y por eso y más os decimos a todos:

Hr, Gira 2012. ¡Que nos quiten lo bailao!

Así es familia, lectores varios y amigos. Anunciamos oficialmente la Gira 2012 de los Hermanos en Ruta, y es que tal y cómo están las cosas por España y Europa, hemos tenido que tomar cartas en el asunto… La crisis, los recortes, las nuevas leyes… Todo eso nos hizo reflexionar y volver a coger las mochilas, son ya 2 años desde que salimos de España, dos años llenos de locuras, aventuras, viajes y experiencias. Así que un día de estos le dije a Endika:

-Quillo, ¿y si hacemos una gira?

-La verdad que ya va siendo hora.

-Se llamará “Hermanos en Ruta, gira 2012 ¡Que nos quiten lo bailao!

Tras reflexionarlo durante varios días hace un par de semanas nos pillamos los billetes y confirmamos las fechas, es oficial, el día 25 de Septiembre, aterrizamos en Barajas. Vía Bogotá!

Si señor!! La gira 2012 nos llevará por la geografía española, dónde recorreremos las provincias de Bizkaia, Valencia, y seguramente Burgos y Teruel. Toma ya!!!

Durante ese mes procuraremos disfrutar al máximo de los amigos, la familia, y por supuesto ese buen comer que hay por allí. Vamos dispuestos a traernos unos kilos de más!!!

Estamos realmente emocionados con la idea, ya tenemos muchas ganas de reunirnos con nuestra querida Villa de Bilbao, disfrutar de unas rabas, y por supuesto unas cañas en la Alcarria. ¿Quién sabe? Igual hasta hacemos un poco de surf por el norte!

De momento eso es todo familia, ya estamos contando los días que quedan para vernos, un fuerte abrazo desde aquí!!!